Otro concepto de iPhone 7 con pantalla curva y 4 GB de RAM

Hoy nos toca hablar de otro de esos conceptos de iPhone 7 que tanto nos gustan. En esta ocasión la persona que ha hecho el concepto lo ha bautizado como iPhone 7 EDGE y enseguida entenderás el motivo.

El diseñador conceptual ha llevado la principal característica estética del Samsung Galaxy S6 a un iPhone. En concreto ha creado un concepto de iPhone 7 con la pantalla redondeada en los extremos. Gracias a esto, éste “iPhone” contaría con una pantalla que llega de extremo a extremo del dispositivo, eliminando por completo los biseles en los lateral de la pantalla.

Concepto iPhone 7 EDGE con pantalla curva

El diseñador del concepto también se ha dejado llevar y ha imaginado algunas de las características técnicas que le gustaría ver en el dispositivo. Empieza hablando de la pantalla y asegura que le gustaría ver una pantalla de 5,5 pulgadas y resolución 2K. El tamaño sería similar a la del actual iPhone 6s Plus, por lo que podría entrar dentro de lo razonable para la próxima generación, igual que la supuesta resolución de pantalla.

4 GB de RAM y batería de 3.500 mAh en este concepto de iPhone 7 EDGE

En cuanto a cámaras, el concepto también habla de una cámara frontal de 8 megapíxeles en lugar de los 5 de los modelos que comercializa Apple en la actualidad. Otro punto que podría ser razonable para una próxima generación. Un procesador A10 y iOS 10 como sistema operativo son las características posibles que cierran el concepto.

Tras estas características que fácilmente podríamos ver en la próxima generación del iPhone de Apple, el diseñador del concepto empieza a mostrar otras que le gustaría ver, pero que no parece demasiado probable que puedan convertirse en realidad. Para empezar, asegura que el iPhone 7 tendría 4 GB de RAM, algo muy poco probable teniendo en cuenta lo que le cuesta a Apple aumentar esta capacidad de memoria (y menos mal, sino seguramente la vida útil de los dispositivo se reduciría de manera importante al no ser capaces de funcionar con las siguientes versiones del sistema operativo por limitaciones de hardware). Por último, habla de que el dispositivo montaría una batería de 3.500 mAh, sería más delgado que los modelos actuales y estaría disponible en una amplia variedad de colores (entre los que están el rojo o el azul). Esto no parece demasiado factible, ya que para Apple sería imposible hacer un dispositivo más delgado y al mismo tiempo introducir una batería de tanta capacidad en su interior.

¿Veremos algún día un iPhone con pantalla curva como la de este concepto? Por el momento no parece que entre en los planes de la compañía de Tim Cook, aunque nunca se sabe que pueden estar tramando en el interior de sus laboratorios.

También te puede interesar

Enviar un comentario