Jony Ive dice que diseñar el Apple Watch fue más difícil que el iPhone

Hace algunas semanas ya que conocimos el Apple Watch de forma oficial. Apple lo mostró durante el evento de presentación de los iPhone 6 y iPhone 6 Plus, pero nos dejó con la miel en los labios ya que no saldrá a la venta hasta algún momento de principios de 2015. Ahora Jony Ive ha declarado en una entrevista con el Wall Street Journal que el  Watch ha sido un dispositivo muy difícil de diseñar.

apple-watch-verde

Ive contó durante la entrevista que el esfuerzo creativo que ha requerido el dispositivo ha sido más grande que el del iPhone y que todo el proceso ha sido mucho más complejo.

El diseñador ha explicado que los relojes suponen una nueva categoría de producto dentro de Apple, por lo que las expectativas de los consumidores son muy altas. Además también ha contado que han tenido que tener en cuenta las expectativas históricas y culturales sobre los relojes Esto les impedía idear un dispositivo que se alejase demasiado de un reloj normal, ya que en caso de hacerlo la aceptación por parte de los consumidores sería mucho más difícil.

El desarrollo del Apple Watch fue un proceso de unos 3 años

apple-watch-lateral

Otra de las dificultades con las que se ha encontrado el equipo de Ive es que un reloj es un dispositivo muy personal. Es por ello que el Apple Watch estará disponible con dos tamaños diferentes de pantalla y con una gran variedad de correas intercambiables, que darán la posibilidad a los propietarios de “personalizar” su dispositivo y renovar su apariencia sin necesidad de comprar otro.

Con un smartwatch como el Apple Watch no es posible seguir una única línea de diseño como ocurre con los iPhone o iPad. Se trata de un dispositivo mucho más personal, que siempre se lleva encima y en muchas ocasiones visible, por eso Ive cree que es necesario que el usuario pueda personalizar algunos aspectos del dispositivo como la correa y darle un toque diferente en cada ocasión.

apple-watch-dorado-azul

Jony Ive también comentó que el desarrollo del Apple Watch fue un proceso largo y complejo que se alargó durante unos tres años.

Sin duda las palabras de Ive nos hacen ver que el proceso de diseño de un dispositivo que está destinado a llegar a millones de personas es muy tedioso, complejo y es necesario tener en cuenta todos los aspectos que puedan convertirlos en un éxito o en un fracaso.

También te puede interesar

Enviar un comentario