El Apple Watch es el wearable más preciso para medir el ritmo cardiaco según un estudio de la Universidad de Stanford

El creciente uso de dispositivos wearables para conocer ciertos parámetros de la salud ha animado a la Universidad de Stanford de poner a prueba la fiabilidad de estos dispositivos. En concreto han puesto a prueba el sensor de ritmo cardiaco y de consumo de energía de siete de los dispositivos más populares de esta categoría.

El estudio, publicado en el Journal of Personalized Medicine, busca determinar la validez de las lecturas de los sensores de los wearables enfocados a la salud y al fitness. Los dispositivos que han puesto a prueba y comprado para el estudio son: Apple Watch, Basis Peak, Fitbit Surge, Microsoft Band, MIO Alpha 2, PulseOn y Samsung Gear S2. Todos ellos han sido aprobados por la FDA (el organismo regulador estadounidense de productos para la salud).

El Apple Watch es el wearable más precioso

El Apple Watch obtiene los mejores resultados en medición de ritmo cardiaco

Uno de los detonantes de este estudio, según Euan Ashley, profesor de medicina cardiovascular, genética y ciencia biomédica de Stanford, es que las personas están tomando decisiones sobre su vida en base a los datos proporcionados por estos dispositivos. Es por ello que parece lógico y necesario conocer la exactitud de las mediciones de los sensores incluidos en los wearables para saber hasta que punto podemos fiarnos de ellos.

La muestra del estudio fue formada por 60 voluntarios (31 mujeres y 29 hombres) que participaron en 80 pruebas físicas diferentes: desde ciclimos hasta correr. Los sujetos puestos a prueba fueron controlados de manera simultánea con un electrocardiograma de 12 derivaciones y una calorimetría indirecta de grado clínico. Los resultado obtenidos se pueden observar en las siguientes gráficas.

Estudio de precisión de los wearables

El Apple Watch ha sido medidor de ritmo cardiaco que mejor puntuación media ha conseguido con un tasa de error del 2 %. El que peor resultados ha obtenido es el Samsung Gear 2, con un tasa de error del 6,8 %, lo que está fuera de los límites aceptables del estudio que aceptaban una tasa de error máxima del 5 %.

Los wearables no son de fiar para medir el consumo energético

En cuanto a la prueba de consumo de calorías los resultados han sido bastante malos en general. El dispositivo que mejor resultados obtuvo fue el Fitbit Surge, aunque con una tasa de error del 27,4 %, muy lejos de un margen de error aceptable para este estudio, por lo que no debemos fiarnos del consumo energético (calorías consumidas) que marcan estos wearables.

El estudio se ha basado en estos siete dispositivos ya que son los más populares del mercado. Esto no quiere decir que no pueda existir otros más precisos y menos populares, aunque para saberlo tendremos que esperar a un estudio más extenso y que incluya mayor número de wearables.

Quizá también te interese

Deja un comentario

La mejor alternativa a iTunes con un 30 % de descuento por tiempo limitadoAcceder a la oferta
+ +