Cómo utilizar un MacBook con la pantalla cerrada y una pantalla externa

Si sueles utilizar tu MacBook conectado a una pantalla externa y no necesitas utilizar dos pantallas, es posible que alguna vez te hayas preguntado cómo utilizar el portátil con la pantalla cerrada y así destinar toda la memoria de vídeo para la pantalla externa y además eliminar la distracción de tener una segunda pantalla que no estás utilizando.

La configuración es bastante sencilla, por no decir automática, pero es necesario tener en cuenta algunas cosas para que todo funcione correctamente y evitar posibles sustos. En las siguientes líneas explicamos cómo utilizar el modo pantalla cerrada en un MacBook con cualquier versión de macOS.

MacBook pantalla cerrada

Requisitos para poder utilizar el modo pantalla cerrada en MacBook

Como decía, para poder utilizar un MacBook con la pantalla cerrada conectado a una externa es necesario disponer de algunos elementos. Estos son:

  • Cargador del portátil.
  • Teclado y ratón o trackpad externos compatibles con el ordenador (USB o inalámbricos).
  • Pantalla externa, televisor o proyector compatibles con el ordenador (es posible que sea necesario disponer de un adaptador para conectarlo).

Una vez que dispongas de estas cosas ya puedes ponerte manos a la obra y aprender a utilizar tu Mac portátil con una pantalla externa y cerrar la tapa del mismo.

Activar el modo de pantalla cerrada en un MacBook

MacBook con la tapa cerrada conectado a una pantalla externa

Activar éste modo es muy sencillo, aunque hay que tener una cosa en cuenta y es que el MacBook debe estar conectado a la corriente eléctrica en todo momento. En caso contrario el ordenador entrará en modo suspensión al cerrar la tapa, por lo que el primer paso es conectar el cargador al enchufe de la pared y al conector de carga del computador.

Una vez hecho esto, puedes conectar el portátil a la pantalla externa, proyector o televisor y una vez que el escritorio de macOS se visualice en la misma puedes cerrar la tapa del ordenador (por supuesto, debes tener conectado antes el teclado y ratón o trackpad externos para que puedas seguir controlando el equipo).

Dependiendo de la versión de macOS instalada en el dispositivo al cerrar la tapa pueden ocurrir dos cosas diferentes:

  • En MacBook con Lion 10.7 y posteriores: la pantalla externa se pondrá de color azul y acto seguido pasará a mostrar el escritorio.
  • En MacBook con Snow Leopard 10.6.8 o anteriores: la pantalla se quedará en reposo y tendrás que hacer un click con el ratón o pulsar una tecla del teclado externo para activarla.

Si utilizas periféricos inalámbricos por Bluetooth es importante que, una vez emparejados, accedas a Preferencias del sistemaBluetoothAvanzado y te asegures que la casilla Activar el ordenador mediante dispositivos Bluetooth está activa y en caso de que no lo esté activarla para que todo funcione con normalidad.

Cómo salir del modo pantalla cerrada y volver a activar la pantalla integrada del MacBook

Si después de acceder al modo pantalla cerrada necesitas volver a activar la pantalla integrada del MacBook debes hacer lo siguiente según la versión de tu sistema operativo:

  • Lion 10.7 o posterior: abre la tapa del portátil y pasados unos segundos la pantalla integrada se encenderá de nuevo automáticamente. En algunos casos es posible que se ponga de color azul durante un instante y es algo complemente normal.
  • Snow Leopard 10.6.8 o anterior: en este caso el proceso es diferente, ya que al abrir la tapa seguirá desactiva. Lo que debes hacer es poner el ordenador en modo reposo o apagarlo por completo y volver a encenderlo con la tapa abierta.

Cómo desconectar el Mac portátil de la pantalla externa correctamente

Cómo volver a integrar la pantalla interna

Independientemente de si tu portátil es un MacBook Air, MacBook Pro o simplemente MacBook debes tomar ciertas precauciones a la hora de desconectarlo de una pantalla externa.

El motivo es que no todas pueden ser desconectadas en caliente (es decir, mientras están mostrando imágenes conectadas a un ordenador). Por ejemplo, Apple no recomienda desconectar pantallas conectadas a través de DVI o Mini DisplayPort de esta forma, sino que aconseja apagar el ordenador o ponerlo en reposo antes de la desconexión.

Es por esto que, si no estás seguro de poder desconectar tu pantalla sin más, te recomendamos que sigas la recomendación de Apple y pongas el ordenador siempre en reposo para evitar posibles averías del ordenador o de la propia pantalla.

¿Ya conoces nuestro canal de Telegram? Únete pinchando aquí y recibe los contenidos de TodoAppleBlog directamente en tu móvil.

Deja un comentario