Face ID: Consejos para mejorar la seguridad de tu iPhone y iPad Pro gracias a esta tecnología

Todos los iPhone que Apple comercializa actualmente y también algunos modelos de iPad como el iPad Pro, disponen entre sus características de Face ID.

Face ID es una de las tecnologías de reconocimiento facial más potentes que existen a nivel comercial en la actualidad. A diferencia de la implementada por otros fabricantes, la solución de Apple no tiene en cuenta únicamente unos cuantos puntos de la cara de la persona que intenta desbloquear el dispositivo, sino que crea una imagen tridimensional con miles de puntos y tiene en cuenta cosas como la profundidad para reconocer a la persona. Gracias a esto, no es posible engañar al sistema con una foto, como sí ocurre en otras opciones disponibles en el mercado.

Mejorar seguridad Face ID

Además de esto último, Apple también ha tenido en cuenta otros detalles como no permitir desbloquear un dispositivo si la persona a la que enfoca la cámara con Face ID tiene los ojos cerrados y es capaz de diferenciar a una persona si cambia de gafas, cambiar de peinado, etc, etc…

Esta tecnología de reconocimiento fácil llegó para sustituir al Touch ID (el reconocimiento de huella digital). En su primera versión recibió muchas críticas por, aparentemente, ser menos cómoda que Touch ID, pero en este momento ya ha sido plenamente aceptada y en general ha convencido a los usuarios.

Ahora que ya sabes qué es Face ID, es el momento de conocer algunos consejos para sacarle más partido y conseguir mejorar la seguridad de tu iPhone o iPad Pro que cuente con esta tecnología.

Activa Face ID

Sí, es una obviedad, pero la realidad es que cada día me encuentro personas que tienen un dispositivo iOS con Face ID y no han activado el sistema de reconocimiento facial.

Configurar Face ID

Hacerlo es tan sencillo como acceder a Ajustes – Face ID y código y seguir las instrucciones para configurarlo. Durante el proceso únicamente deberás apuntar la cámara frontal del dispositivo hacia tu rostro y seguir las instrucciones que te irá indicando en pantalla.

En pocos segundos el dispositivo creará una representación digital en 3D y a partir de ese momento podrás utilizar todas sus ventajas.

Registra un segundo rostro de tu total confianza

Face ID es un sistema que funciona de una forma muy fluida y que rara vez da falsas lecturas. Pese a ello, en algunas ocasiones puede llegar a fallar y si también te has olvidado del código de desbloqueo puedes tener un serio problema para acceder al dispositivo.

Registrar rostro en Face ID

Es por ello que es recomendable que registres un segundo rostro en el sistema de seguridad. Para conseguir esto solo debes seguir los pasos del punto anterior, aunque en esta ocasión seleccionar la opción de registrar un rostro secundario y, como en el primero, solo te llevará unos segundos. Eso sí, la persona debe ser de tu total confianza y debe estar contigo en el momento de la configuración para que Face ID pueda detectar los rasgos de su cara.

Protege todas las apps que puedas con Face ID

Muchas aplicaciones se han actualizado para ser compatibles con Face ID. Gracias a ello puedes mantener el acceso bien protegido, así, aunque le dejes tu iPhone o iPad Pro desbloqueado a alguien, no podrá acceder a las apps que estén protegidas.

Reconocimiento facial del iPhone

Quizá el caso más común de aplicaciones compatibles con Face ID sean las apps de banca electrónica, pero no son las únicas, ya que otras también admiten la protección de acceso con Face ID, Touch ID o incluso código de seguridad.

Mantener protegido el acceso a las apps es un buen primer paso, pero además de eso puedes tomar otras medidas como utilizar ExpressVPN u otro servicio de este estilo para mantener a salvo todas tus comunicaciones. Esto es especialmente útil si sueles conectarte a Internet a través de redes WiFi públicas (parques, plazas, cafeterías, bibliotecas, etc…) o incluso en redes privadas en las que haya muchos usuarios (por ejemplo, en una oficina de tamaño medio o grande).

Haz tus pagos más seguros con Face ID

Combinar Face ID y Apple Pay es una muy buena idea. El sistema de pago móvil de Apple está entre los más seguros del mercado y el motivo es que para confirmar un pago es necesario que el iPhone te “reconozca” a través de Face ID o, en dispositivos un poco más antiguos, Touch ID.

Confirmación de pago en Face ID

Gracias a este sistema de reconocimiento es prácticamente imposible que alguien haga un pago no autorizado con tu smartphone, ya que en todos los casos tendrá que autorizar el pago con el rostro o la huella dactilar. Cosa que no ocurre con las tarjetas Contactless, donde para importes inferiores a 20 € no es necesario confirmar el pago con el PIN.

Como ves, el sistema de pagos que ha diseñado Apple combinando el NFC con los sistemas de identificación biométricos, son de los más seguros que se pueden encontrar hoy en día y todo apunta a que la compañía está trabajando para conseguir métodos todavía más seguros. Es un buen momento para empezar a acostumbrarte a pagar con tu smartphone.

¿Ya conoces nuestro canal de Telegram? Únete pinchando aquí y recibe los contenidos de TodoAppleBlog directamente en tu móvil.


Quizá también te interese...

Deja un comentario