El iPad Pro de 10,5” supera en rendimiento gráfico y de CPU al MacBook Pro de 13 pulgadas básico de 2016

Las primeras pruebas de rendimiento del nuevo iPad Pro de 10,5 pulgadas ya han llegado y los resultado son bastante sorprendentes. El nuevo tablet de Apple supera con creces en potencia gráfica y CPU al MacBook Pro de 13 pulgadas de finales de 2016.

La comparativa de rendimiento ha sido realizada a través de Geekbench en su versión 4.1.

Test de rendimiento del nuevo iPad Pro de 10,5 pulgadas

Sorprenden rendimiento gráfico y de CPU del nuevo iPad Pro de 10,5 pulgadas

Para hacer las pruebas han utilizado uno de los MacBook Pro de 2016 (en concreto el modelo que costaba 1699 € que monta un procesador Intel Core i5 de doble núcleo a 2 Ghz, un SSD de 256 GB, 8 GB de RAM a 1866 Mhz y un chip gráfico Intel Iris Graphics 540) y uno de los nuevos iPad Pro de 10,5 pulgadas (del que únicamente sabemos que monta el chip A10X Fusion de Apple con seis cores, tres de alto rendimiento y otros tres más eficientes).

Además, en las gráficas con los resultados también se pueden observar los obtenidos por otros dispositivos como el iPad Pro de 12,9 pulgadas de 2015, el iPhone 7 Plus o el MacBook de 2016.

Resultados del test de CPU del iPad Pro de 10,5 pulgadas

Estos son los resultados de la comparativa de CPU, tanto en modo single core como multi core.

Rendimiento CPU iPad Pro de 10,5 pulgadas en modo single core

Rendimiento CPU iPad Pro de 10,5 pulgadas en modo multi core

Test de gráficos del iPad Pro de 10,5 pulgadas

Y esta otra gráfica representa los resultados obtenidos por los diferentes dispositivos en el apartado gráfico, donde vemos muy claramente que el iPad Pro gana por una tremenda diferencia al resto de dispositivos.

Rendimiento gráfica del iPad Pro de 10,5 pulgadas de 2017

Es evidente que Apple ha acertado de pleno al empezar a desarrollar sus propios chips basados en la arquitectura de ARM. Gracias a esto está consiguiendo diferenciarse de la competencia y utilizar chips exclusivos más eficientes y potentes que cualquier otro que se pueda encontrar en el mercado.

Además, Apple puede desarrollar su software conociendo al detalle su hardware y conseguir así un todavía mejor rendimiento; algo que el resto de competidores tienen más complicado por varios motivos. Uno es el que ya comentamos, que no desarrollan los componentes de hardware que utilizan y el otro es que Android o Windows son sistemas operativos diseñados para ser utilizados en infinidad de hardware diferente, una ventaja, pero también un gran inconveniente en cuanto a aprovechar al máximo el hardware sobre el que corren.

Es evidente que el MacBook Pro con el que ha sido comparado no es el más potente y que las Intel Iris no son los mejores chips gráficos del mercado, pero aún así sorprende que el iPad Pro ya sea más potente que portátiles actuales que ofrecen un rendimiento más que aceptable para la mayor parte de los usuarios.

Quizá también te interese

Deja un comentario