Cómo jugar con el mando de Xbox One en iPad y iPhone

Hace unos días hablaba sobre cómo conectar un mando de PS4 a un dispositivo iOS y usarlo para jugar a los títulos compatibles. Hoy toca hablar de un tema parecido, aunque en esta ocasión con el mando de otra popular consola. Al lo largo de las siguientes líneas te explicaré cómo conectar un mando de Xbox One a un iPad o iPhone.

Realmente el proceso no es muy diferente al del otro mando. La principal diferencia es cómo se pone el mando en modo emparejar, aunque también es importante tener en cuenta qué mando de Xbox One tienes, ya que hay dos versiones: uno compatible y otro no.

Cómo conectar mando de Xbox a iPad y iPhone

¿Es compatible mi mando de Xbox One con iOS?

Microsoft lanzó al mercado dos modelos diferentes de mando de Xbox One. Uno de ellos dispone de conectividad Bluetooth y el otro utiliza otro sistema inalámbrico que no es compatible con los dispositivos iOS.

Comprobar si tu mando es la versión Bluetooth es muy fácil. Básicamente debes observar el mando, más concretamente fijarte en cómo está colocado el botón Xbox en la parte frontal del mando.

Esquema para identificar si un mando de Xbox tiene Bluetooth o no

En caso de que esté rodeado por el mismo plástico que el resto de botones del frontal, sí será compatible con iOS. En cambio si el botón está rodeado por el mismo plástico que los gatillos superiores no será compatible.

Cómo conectar al mando al dispositivo iOS

Si tu mando tiene conectividad Bluetooth ya puedes continuar con el proceso de conexión al dispositivo iOS. Para ello debes hacer lo siguiente:

Activar Bluetooth para conectar el mando

  1. Abre Ajustes en tu iPad, iPhone o iPod Touch y toca sobre Bluetooth.
  2. Activa el interruptor de la opción Bluetooth en caso de que no estuviera.
  3. Enciende el mando de la consola pulsando el botón Xbox hasta que veas la luz blanca.
  4. Pulsa durante unos segundos en el botón de emparejado del mando (el que está en la parte superior, al lado del los gatillos). Suéltalo cuando la luz blanca parpadee muy rápido.
  5. En cuanto entre en modo emparejar, el dispositivo iOS debería localizarlo y mostrarlo dentro del apartado Otros dispositivos de los ajustes Bluetooth.
  6. Toca sobre él (aparecerá como Xbox Wireless Controller) para completar la conexión.

Una vez dados estos pasos el emparejamiento habrá finalizado y tanto el mando como el equipo iOS estarán preparados para “entenderse”.

A partir de este momento podrás jugar con el mando de la Xbox a cualquier juego que sea compatible con los mandos de consola. En la actualidad la lista de títulos no es muy grande, pero según se acerque el lanzamiento de iOS 13, iPadOS y, sobre todo, Apple Arcade (el servicio de suscripción a juegos al estilo Netflix), seguro que vemos un aluvión de juegos actualizarse para ser compatibles.

¿Ya conoces nuestro canal de Telegram? Únete pinchando aquí y recibe los contenidos de TodoAppleBlog directamente en tu móvil.


Quizá también te interese...

Deja un comentario